5 cosas que me encantan de los hoteles

13 junio, 2012. Lo escribió Ana. Archivado en: Opinión

 

Lounge Hotel Barceló Raval

Muchas veces vamos a una ciudad y no nos preocupa mucho las características del hotel en el que nos hospedamos, total, sólo voy a dormir, pensamos. Esto ocurre sobre todo en viajes cortos a capitales europeas: viajes en los que queremos ver muchos monumentos, museos y sitios interesantes. Concebimos el hotel únicamente como el lugar donde vamos a descansar. Pero eso sí, hay una serie de pequeños placeres que me encantan de los hoteles:

1. Pasar una noche en el bar del hotel. Después de todo el día pateando la ciudad, queriendo ver los lugares «imprescindibles», volver al hotel después de cenar y entrar al bar a tomar una cerveza,  un gin tonic (o lo que sea) es uno de los momentos que mejor recuerdo de los viajes.

2. Los desayunos. Un clásico. ¿Quién no disfruta cuando el desayuno es buffet libre (y de calidad)? Al final acabo desayunando lo mismo de siempre pero es un gustazo ver todo lo que hay y siempre pillo algo diferente. Lo más curioso que he llegado a ver ha sido champán y sushi para desayunar.

3. El minibar. Suele ser carísimo pero qué narices, estamos de vacaciones. Es tarde, estás en la habitación y te apetece una cervecita y el paquetito de almendras. Los coges apartando la carta de precios. Ya tendrás tiempo de acordarte del momento en recepción cuando abandones el hotel, jeje…

4. El servicio de habitaciones. Una vez llegué a mi hotel en Sevilla tan tarde que el restaurante estaba cerrado. El servicio de habitaciones funcionaba hasta las dos y podían preparar un sandwich club de esos que tienen de todo. Fueron quince euros pero fue el mejor sándwich de mi vida.

5. Wi-fi gratis. En la sociedad hiperconectada en la que vivimos, casi todo el mundo tiene algún aparato con capacidad para conectarse a redes inalámbricas. Ofrecer una conexión wi-fi dentro del precio de la habitación es un servicio cada vez más demandado. Incluso empieza a ser un factor determinante en la elección de hotel para muchos viajeros. Cuando voy a un hotel que me facilita el acceso sin tener que pagar precios abusivos siento que estoy en un establecimiento que mira por el confort de sus huéspedes (y puedo tuitear con todos vosotros :-)).


COMPARTIR ARTÍCULO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Los comentarios están moderados, pueden tardar un poco en aparecer.