Córdoba: mi favorita

13 febrero, 2012. Lo escribió Ana. Archivado en: Destinos
Detalle de la mezquita de Córdoba desde el patio de los naranjos

La Mezquita desde el patio de los naranjos

Visité Córdoba por primera vez el día de mi aniversario. Y descubrí que mi idea de que en el sur no había invierno era totalmente equivocada.

No conocía nada así que nos dejamos llevar por los lugares más turísticos. Visitamos la Mezquita imponente y nos calentamos al sol en el Patio de los naranjos, después cruzamos el Guadalquivir para ver de cerca la Torre de la Calahorra –a la que no subimos– y nos perdimos entre sus calles empedradas intentando ver algún patio decorado, aunque ya sabíamos que es en mayo cuando las flores colorean los corralones en la fiesta grande de la ciudad.

Interior de la Mezquita

En la Mezquita

Esta breve estancia fue suficiente para que Córdoba me sedujera con su luz, su historia y su encanto pero fue tener a mi amiga Inés viviendo algunos años allí lo que me hizo conocerla más a fondo.

Si visitas una ciudad con lugareños tienes la garantía de que conocerás sitios auténticos fuera del circuito turístico. Así he tenido la suerte de alojarme en uno de los barrios más característicos, el de San Basilio donde está uno de mis sitios favoritos para comer: la bodega San Basilio. Os recomiendo probar además de los típicos flamenquines, berenjenas o salmorejo unas jugosas carrilladas en salsa. Además guardo el emocionante recuerdo en esta taberna del grupo de gente joven aficionados al flamenco cantando, bailando y palmeando toda la noche.

La primavera es una de las mejores épocas para ir a Córdoba, el clima es más suave y es posible disfrutar de un plato que me encanta: los caracoles. La ciudad se llena de quioscos y un lugar muy típico es la plaza de la Magdalena.

Otra de las atracciones gastronómicas imprescindibles es la famosísima tortilla de patatas del Bar Santos, en los alrededores de la mezquita.

Para tomar unas copas después de comer, me llevaron a un sitio muy chulo que se llama Café Bar Soul, muy acogedor y con personalidad.

Para despedirme quiero recordar el festival de Cosmopoética, una cita cultural muy aconsejable. También se celebra en abril y durante el evento la ciudad se inunda de poesía. Hay un montón de actividades, exposiciones, actuaciones, charlas…

Tengo un recuerdo muy bonito de Córdoba y, sobre todo, de su gente que siempre me ha acogido con una generosidad enorme.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Balance del mes de enero

30 enero, 2012. Lo escribió Ana. Archivado en: Opinión

La mejor forma de empezar el año es estando de vacaciones, sobre todo si es en familia y en tu pueblo, rodeado de tu gente.

Este mes de enero ha venido cargado de noticias del sector. Como cada año se ha celebrado Fitur. Todos los medios coinciden en que la austeridad se ha visto reflejada en los stands.

Quiero mencionar el de Andalucía que ha recibido el premio al mejor stand. Estaba dividido en una primera zona dedicada a toda la oferta que tiene nuestra comunidad autónoma, otra donde se ubicaban los patronatos de turismo y una última donde había un espacio para el contacto con los profesionales y la creación de negocio. El de La Rioja con su lema “Tierra con nombre de vino” fue  uno de los mas llamativos junto con la playa artificial que montó Melilla.

Aunque por lo que recordaremos este Fitur será por ser el primero en que los bloggers han sido invitados como profesionales. Esto es síntoma de la influencia que estamos teniendo en la difusión de contenidos turísticos  y cómo para las oficinas de turismo estamos siendo cada vez más importantes.

En el lado negativo, hemos sido testigos de un trágico accidente en el mar. El naufragio del crucero Costa Concordia. Miles de pasajeros vivieron momentos durísimos que hacían recordar el hundimiento del Titanic. Desgraciadamente tenemos que lamentar la muerte de 17 personas hasta el momento.

La investigación determinará  las circunstancias pero todo parece apuntar al dudoso comportamiento del capitán del barco como causa directa del siniestro. Es difícil creer cómo una naviera de la magnitud y prestigio de Costa Cruceros se ha visto afectada por una situación como esta.

Y a pocos días de que el mes termine, nos encontramos con la triste noticia de que Spanair cesa sus operaciones y deja alrededor de 20.000 pasajeros sin volar y entorno a 4000 empleados en la calle.

Esperamos que este 2012 que acaba de comenzar nos traiga mejores noticias.

 

COMPARTE EL ARTÍCULO

Edimburgo: mi primer destino

16 enero, 2012. Lo escribió Ana. Archivado en: Destinos

Royal Mile (Nick Lucey)

Acababa de cumplir 21 años y estudiaba tercero de turismo y, como muchos otros, decidí irme un año a estudiar inglés, enriquecería mi curriculum y viviría una gran experiencia.

Elegí destino: Edimburgo. Por aquel entonces no era muy conocido o, más bien, no había muchos españoles. Santi, un chico de mi pueblo que luego se convertiría en un gran amigo, vivía allí. Todo pintaba más fácil.

Edimburgo me recibió con una niebla espesa propia de mitad de octubre. El autobús del aeropuerto me dejó en Princess Street, la arteria principal de la ciudad, la recorrería cada día. Enseguida localicé el albergue juvenil en el que pasaría mis primeros quince días, junto al famoso castillo de la ciudad.

El siguiente paso era buscar trabajo. Santi ya había vuelto de sus vacaciones en España y me concertó una entrevista con la supervisora de su hotel. Todo fue sobre ruedas y conseguí el empleo. Comencé siendo camarera de pisos en el hotel The Edinburgh Residence. Era una labor dura pero fue muy divertido y me mezclé con gente local.

Mi nivel de inglés mejoró rápidamente pero aún así quise dar algunas clases. Busqué un college (Telford College), en el que conseguí una beca, al que iba por las mañanas y donde conocí a los que serían mis amigos. Después de trabajar solíamos ir a dos pubs: uno en Haymarket y otro en George Street, justo detrás de Princess Street. Fueron mis centros de operaciones durante mi estancia en Edimburgo. Allí, aparte de las buenas pintas de cerveza, también disfrutaba de unos buenos platos de haggis, el plato escocés más típico.

Edimburgo a vista de pájaro (Colin Anderson)

Me encantaba pasear por la Royal Mile, una gran avenida que mide una milla escocesa (1,8 km) y que une Hollyroodhouse, palacio de veraneo de los reyes, con el castillo de Edimburgo. Pasaba junto a la catedral de Saint Giles, cruzando el corazón de Escocia, hasta llegar al castillo y me asomaba a la muralla y echaba de menos España.

Los fines de semana cuando el tiempo acompañaba pasábamos el día en los meadows, grandes jardines pertenecientes a la Universidad pero de uso público. No nos faltaba de nada: mantitas, sandwiches y unas buenas cervezas, el plan perfecto.

Mi lugar favorito de Edimburgo es el Calton Hill, una colina en el centro desde donde se tienen unas vistas increíbles de la ciudad. Allí se encuentra el observatorio y el Monumento Nacional, unas columnas que recuerdan al Partenón de Atenas. Es el lugar idóneo para disfrutar de atardeceres espectaculares imposibles de olvidar.

Calton Hill, mi lugar favorito (Chris Yunker)

Edimburgo es un destino perfecto para una escapada de cuatro días, quizá el billete sea un poco más caro que el de otras ciudades del Reino Unido pero tiene un encanto especial.

Viví nueve meses allí en los que visité varias veces las Highlands. Pero este recorrido lo dejo para otro artículo.

ETIQUETAS

, ,

COMPARTE EL ARTÍCULO

Bye, bye, 2011. ¡Hola, 2012!

30 diciembre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Recursos

Se acaba el año y hacemos balance de muchas cosas, también de los viajes que hemos hecho. Me gustaría que hayáis conocido lugares maravillosos y que hayáis vivido experiencias inolvidables. Si no hubiera sido así, no os preocupéis, seguro que 2012 nos depara a todos grandes momentos viajeros.

El último trimestre del año ha sido muy intenso para mí gracias a toda la actividad de crear este blog. Compartir mis opiniones y recursos sobre viajes es una experiencia muy divertida pero también dura y exigente. La mayor recompensa que tengo es la calurosa acogida que le habéis dado a este proyecto, personal pero abierto a todos. Este mes y medio largo desde la publicación del sitio ha servido para hacer reformas y abrir el local, para calentar motores. Espero que sigáis acompañándome en esta aventura viajera virtual durante los próximos doce meses.

Muchas gracias y besos a todos. ¡Feliz 2012!

ETIQUETAS

, ,

COMPARTE EL ARTÍCULO

Escapada a Marruecos

22 diciembre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Destinos

Hace no demasiado, decidiendo adónde iríamos de vacaciones, sólo me acordaba del frío que pasé en Estonia a nueve bajo cero en el mes de marzo. “Más frío no” le dije seriamente a Ernesto.

El tiempo se me había echado encima y ya sabéis, en casa del herrero… En el último momento surgió hacer una ruta pequeña por Marruecos, mi primer viaje a África. Toda una experiencia.

Comenzamos el viaje en barco desde Algeciras a Ceuta. Un comienzo diferente al que no estaba acostumbrada: cruzar el estrecho.

Después de casi cinco horas en un autobús llegamos a Casablanca, lo que más me sorprendió fue la cantidad de gente y de coches que había en la calle, ah y lo que yo creía que eran “antenas parabólicas”.

Casablanca

La Gran Mezquita de Hassan II impresiona por los materiales de su construcción: mármol blanco, maderas, alfombras espectactulares, contrasta mucho con otras situaciones que vi a pie de calle. Compramos las entradas en el mismo recinto que nos costaron unos diez euros por persona, incluye guía. Es muy interesante visitarla porque es de los pocos templos musulmanes que permiten el acceso a turistas.

 

Foto de Anaviajando en la Gran Mezquita de Hassam II

Anaviajando en la Gran Mezquita

Marrakech, la ciudad roja

Las guías turísticas y los libros de viaje suelen hablar en primer lugar de la famosa plaza Djemaa el-Fna y de la mezquita Koutubia, con su minarete hermano de la Giralda. Otro edificio singular es el Palais Bahia característico por sus jardines, patios y sus habitaciones laberínticas. En sus jardines tuvimos un momento de relax con el grupo y el guía nos explicó cosas muy interesantes del país: etnias, lenguas, religión, allí pasé uno de los mejores momentos del viaje. Otro momento que me gustó mucho fue la ruta que hicimos por el barrio hebreo en el que recibimos una lección de convivencia entre pueblos.

Calle de Marrakech

Calle de Marrakech, la ciudad roja

Desde la plaza Djemaa el-Fna se accede a la parte interior del zoco. Es imposible no dejarse llevar por la cantidad de estímulos que recibimos, olores, colores y sabores.

En la plaza recomiendo dos cosas:

  1. tomar un gran zumo de naranja en uno de los puestos
  2. tomar un té en la terraza del Café de France (hace esquina)

Rabat

La capital de Marruecos fue la ciudad que más me gustó. Empezamos la visita viendo los exteriores del Palacio Real, la torre de Hassam y el mausoleo donde está Mohamed V.

Mausoleo

Mausoleo de Mohamed IV

Por la tarde fuimos a la Kasbah donde tomamos un té con pastas disfrutando de unas estupendas vistas frente al mar.

En Rabat fue donde menos turismo vimos, es donde me parece que vi el Marruecos urbano más auténtico, sobre todo en su zoco.

Asilah

En el trayecto de vuelta hicimos una parada en Asilah. Es el típico pueblo marinero con casas blancas y azules. Poco a poco estas casas están siendo compradas por ciudadanos europeos con alto poder adquisitivo y espero que esto no acabe con el encanto de la ciudad.

Conclusión

Marruecos es un destino barato al que se puede ir en cualquier momento del año. La próxima vez que vuelva quiero hacer algo que dejé en el tintero: darme un baño en un hammam. En el capítulo de las precauciones es conveniente vigilar las comidas (muchas especias, picante, nos puede sentar mal el agua…) y tener cuidado con las compras, podemos salirnos del presupuesto casi sin darnos cuenta con tanto regateo.

Marruecos es un país en el que es muy fácil dejarse llevar. También es verdad que visité lo más turístico, quizá ir al Atlas sea toda una aventura.

 

COMPARTE EL ARTÍCULO

¡Oh! Málaga, una guía turística para niños

14 diciembre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Recomendaciones
Portada del libro ¡Oh! Málaga

Portada del libro ¡Oh! Málaga

Hoy quiero hablaros de un libro muy especial sobre la ciudad en la que vivo: Málaga. Es un libro para niños en edición bilingüe (español e inglés) que cuenta la historia de la ciudad, describe sus costumbres y enseña las principales atracciones turísticas.

El libro está protagonizado por una niña y un boquerón que habla en inglés en una pecera voladora que, a través de sus aventuras, nos presentan la ciudad (la historia de la Manquita, cómo se hace una biznaga…), su gastronomía (cómo se come un espeto, sus postres más conocidos, los famosos camperos…) y a sus personajes: Picasso, el biznaguero, los guiris…

Un detalle muy curioso es el diseño de las cubiertas interiores del libro en el que aparecen cientos de ilustraciones típicas de la capital de la Costa del Sol y podemos jugar a identificarlos, entre otros aparece Chiquito de la Calzada (podéis verlo en el fondo de pantalla de su sitio web).

Es una editorial nueva, joven, independiente y que cuida mucho los detalles. Se llama Loving books y está formada por María Corredera y Alejandro Villén, siendo éste último el autor del libro.

Alejandro Villén es un ilustrador de 34 años que empezó estudiando arquitectura pero que pronto la abandonó para crear sus universos imaginarios.

En un futuro no muy lejano tienen programado publicar nuevos libros de otras ciudades.

Me parece un buen regalo para los más pequeños, divertido y educativo. Es una manera de que lean sus primeras guías de viaje.

ETIQUETAS

, ,

COMPARTE EL ARTÍCULO