La información turística en la era de las redes sociales

16 octubre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Recursos

Nuestros antepasados tenían muy complicado eso de conocer mundo. Hacer turismo no era una opción, pongamos, en la Edad Media. Unos pocos aventureros, exploradores y comerciantes, sí abandonaban las ciudades en busca de ensanchar los límites del mundo conocido, realmente buscaban oro o cualquier tipo de recurso económico. Cuando volvían, si volvían, contaban a sus paisanos las maravillas que habían visto “al otro lado”. Afortunadamente vivimos en otra época.Ahora podemos sin movernos del salón acceder a información de destinos de forma instantánea y con fuentes de primer orden: otros viajeros que han estado antes en el lugar al que queremos ir e incluso los mismos habitantes que viven allí. Esto, sin duda, es enriquecedor pero hay un peligro que puede dar al traste con toda esta maravilla: el ruido. Con millones de usuarios en las redes sociales, todos dando su opinión de un lugar se nos presenta un problema: cómo discernir la información útil, veraz y fundada del chismorreo barato, sesgado o del simple reclamo publicitario.

Aquí es donde entran en juego otros actores del sistema de información turística: las guías de viajes tradicionales y los propios agentes de viaje. No creo que la existencia de las guías de viaje peligre en esta era digital. Creo que se están posicionando en un lugar privilegiado: son una voz experta que nos informa de forma reposada y en profundidad de detalles que se pierden en la marea de la conversación de las redes sociales.

Por otro lado los agentes de viaje serían la voz crítica. Están en contacto permanente con mayoristas y con empresas turísticas locales que viven y trabajan en los mismos lugares que luego visitaremos y que proporcionan una información útil y directa especialmente pensada y elaborada para el viajero. Nos ayudan a distinguir qué es joya y qué es paja de todo lo que se dice. En una analogía serían como los periodistas que vigilan el sistema. Nos seleccionan los temas y nos dan puntos de vista diferentes pero veraces de los acontecimientos que ocurren (de los destinos).

De la convivencia de todos estos factores obtenemos un ecosistema informativo como nunca antes ha existido. Somos, en parte, privilegiados, podemos aprovechar al máximo nuestros viajes. Además, si queremos sentirnos exploradores como nuestros antepasados, siempre podremos silenciar todas las conversaciones de las redes y aventurarnos en una expedición a lo desconocido.

Entrada relacionada

Ventajas de contratar tu viaje en una agencia de viajes tradicional (offline)

COMPARTE EL ARTÍCULO

La Rioja, mucho más que vino

14 octubre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Destinos

Desde hace unos años La Rioja se está esforzando por crear una oferta turística muy interesante basada sobre todo, pero no exclusivamente, en la cultura del vino. Quiero destacar su excelente gastronomía que sorprenderá al viajero y la hospitalidad de los riojanos, siempre dispuestos a compartir con los visitantes sus tradiciones y hacerlos partícipes de sus costumbres.

Quiero hablaros de tres platos que me encantan; chuletas al sarmiento, patatas a la riojana y mi favorito: ajos asados de Arnedo, mi pueblo.

Chuletas al sarmiento

Lo típico es asar las chuletillas de cordero dispuestas en una parrilla colocada sobre sarmientos (ramas de la vid) solamente con sal al gusto. Un manjar sencillo y exquisito que acompañaremos con un buen vino de la tierra.

Asado: chuletillas y otros manjares

Patatas a la riojana

Este puede que sea el plato típico más conocido fuera de La Rioja. Es un guiso contundente hecho a base de patatas, chorizo y costillas. Aunque cada familia tiene su receta, todas tienen en común los ingredientes básicos: la patata y el chorizo.

Uno de los platos más típicos y tradicionales

A pesar de que parezcan platos pesados se pueden comer durante todo el año en restaurantes tradicionales y no te los deberías perder.

 

Ajos asados

Los ajos de mi Arnedo natal solo se pueden comer en época de Semana Santa.

Lo tradicional es que los arnedanos asen los ajos entre amigos. El viajero podrá probar este manjar en la degustación popular que se realiza en la Puerta de Munillo el jueves santo o disfrutar de los pinchos que se hacen para la ocasión en todos los bares del pueblo.

Imprescindible es no perderse los del bar Niza, bar Layma y bar Iris.  Para paladares más sofisticados recomiendo ir a cervecería El Paso y al restaurante Sopitas.

Después de una buena siesta puedes aprovechar para comprarte un buen par de zapatos de Arnedo, también llamada la Ciudad del calzado.

Estos son mis platos favoritos pero hay muchos otros y muy variados. Descubre los tuyos visitando La Rioja y déjate sorprender por sus fogones.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Ventajas de contratar tu viaje en una agencia de viajes tradicional (offline)

8 octubre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Recursos

Contratar un viaje por internet cada día es más frecuente.  Sin embargo me gustaría compartir con vosotros seis puntos de porqué  contratar vuestro viaje en una agencia de viajes tradicional puede ser una experiencia más satisfactoria.

(más…)

COMPARTE EL ARTÍCULO

Seguro de cancelación, cuándo y por qué contratarlo

2 octubre, 2011. Lo escribió Ana. Archivado en: Recursos

Un seguro de cancelación nos da tantas ventajas y es tan barato en relación al precio total del viaje que siempre es recomendable su contratación.

Obviamente cuando el viajero está en la agencia preparando su viaje tiene claro que va a realizarlo, no se plantea una posible cancelación. Pero desde ese momento hasta la fecha de salida pueden producirse imprevistos que hagan que el sueño de un viaje ideal se desvanezca.

Os sorprenderíais la cantidad de veces que surgen complicaciones que impiden la realización del viaje. Tendemos a pensar que nunca pasa nada,pero desafortunadamente no es así.
Sin ánimo de ser catastofrista algo tan sencillo como una escayola, aunque sea una lesión menor, nos impediría el acceso a un avión

Por otra parte todos sabemos que lidiar con las aseguradoras no es trámite fácil. La cantidad de papeleo y los tiempos de las gestiones pueden acabar con nuestra paciencia, aunque si todo está en regla siempre se resuelven positivamente.

A veces, los viajeros tienen la sensación de que intentamos venderle la moto cuando tratamos el tema de los seguros, aunque visto por el agente de viajes no es más que una herramienta muy útil, que tenemos a nuestra disposición para garantizarle que todo salga bien.

 

COMPARTE EL ARTÍCULO